Esta vez , la blogger Laura León, ha degustado nuestro Querido Arroz caldoso de Gambas de Palamós

Laura León Álvarez, 39 años, nacida y residente en Gran Canaria. Trabaja como autónoma, dedicada al asesoramiento jurídico y a la mediación de seguros. Ama la vida sana, la naturaleza y el mar. Autora del blog ¡Sano y de rechupete!

¿Desde cuándo te dedicas a la cocina?

Pues, la verdad, desde hace poco tiempo. La atracción que ahora siento por meter las manos en la masa nació hace unos cinco o seis años. Es cierto que crecí merodeando alrededor de mi abuela, que fue churrera, y de mi madre, a la que cualquier plato le sale para chuparse los dedos. Sin embargo, fue Marc, mi marido, quien me empujó a crear un blog donde compartir mis experimentos culinarios.

¿En qué medios publicas aparte de tu blog ¡Sano y de rechupete!?. Antes de empezar con el blog, participaba en un foro de cocina, que fue donde realmente empecé a sentir la necesidad de mejorar mis platos. Ahora tengo el honor de colaborar con la magnífica revista on line Whole Kitchen, donde generosamente permiten que dé rienda suelta y escriba sobre mis inquietudes gastronómicas. Porque, todo sea dicho, a mí lo que me fascina es contar cosas sobre cualquier tema que llame mi atención. ¡Y comer bien me chifla!.

¿Qué crees que se aprende del cocinar de las madres y las abuelas?

¡Todo!. Yo me siento en deuda con las mujeres de mi familia, que son quienes me han enseñado a valorar cada miga de pan, cada aroma que respiro, cada sabor que paladeo. Ellas sí que sabían y saben preparar una comida con cualquier cosa de la que disponían que, en el pasado, no era mucho. Y de poca cosa creaban un manjar. ¿Cómo no voy a sentir respeto por lo que entiendo la esencia de la cocina?.

¿En la cocina funciona la intuición?

En mi caso, por supuesto. Yo cocino con los sentidos y, aunque mis platos buscan una alimentación saludable, no me obsesiona contar calorías. Normalmente me considero una persona racional, pero en mis pasiones me dejo guiar por mi intuición. Por suerte, mi intuición no es nada sofisticada y me permite cocinar cosas deliciosas tanto con un trozo de calabaza como con un buen rape.

¿Qué ingredientes consideras incompatibles?

Sinceramente no creo que ningún ingrediente sea incompatible con otro; sólo pienso que hay que compatibilizarlos con algún ingrediente puente. Por ejemplo, el uso del chocolate en platos salados es bastante reciente y, sin embargo ambos componen un sabor único. Desde mi punto de vista, las especias y las hierbas aromáticas suelen tender puentes entre alimentos que, en principio, podrían parecer totalmente opuestos. Quien entra en mi cocina debe ser muy abierto de mente.

                                                                                                                                                                         ¿Qué te ha parecido el Arroz caldoso de Gambas de Palamós Querida Carmen?

A mí me ha gustado muchísimo y es que soy una amante de los sabores a mar. Creo que el caldo está muy bien logrado y el color es realmente casero. Me satisface que haya empresas que busquen cocinar “como antes” innovando tecnológicamente y Querida Carmen lo está consiguiendo y estoy segura que continuará en esa vía.

¿Sabes que algunos piensan que “tuneadas” nuestras latas “son lo más”? Tanto el exterior como el interior ¿Cómo las “tunearías”?

¡Me has pillado!. Las cajas y casi cualquier recipiente bonito son mi debilidad y las guardo todas, pues siempre termino encontrándoles algún uso para mí o para regalar. Soy una recicladora nata. Las latas que amablemente me ha enviado Querida Carmen forman parte del panorama de mi cocina. Yo he preferido no cambiarlas de aspecto y las he dejado tal cual, pues me parecen muy lindas y artesanales y quedan estupendamente con el desenfado de mi minicocina. Ahora mismo sirven para acoger muchísimas pequeñas bolsitas de especias. ¡Son muy prácticas!.

¿Qué vino o bebida crees que le va mejor?

 Sin dudarlo, el cava. Probablemente un albariño también les quedaría bien.

¿En almuerzo o en cena?

En casa no somos de cena de plato, así que los prefiero de almuerzo.

¿Tu secreto para hacer esta receta de Querida Carmen más sabrosa?

Tener cuidado con la temperatura del caldo al integrar el arroz, servirlo en un plato que te guste mirar y adornarlo con un pelín de pimienta negra o una ramita de perejil o cilantro.